Historia
Avisos importantes
Servicios parroquiales
Visita virtual
Agenda
Oraciones
Contacto
MÚSICA PARA LA REFLEXIÓN
Domingos de Adviento
18,30 h - 19,30 h
Escucha la voz de Dios y busca la paz
San Nicolás
Domingos de Adviento
18,30 horas a 19,30 horas
> Descarga el PDF
Música para la Reflexión es una iniciativa nueva en Valencia, en el contexto de la busqueda de espacios para la meditación y la reflexión personal. No se trata de un concierto. En algunos templos más importantes de capitales europeas se abren espacios para que en medio de la ciudad se descubran lugares en los que es posible trascender las preocupaciones materiales y descubrir los horizontes inmensos del espíritu humano.

Domingo 1 de diciembre
Este domingo comienza el Adviento, un tiempo de gran profundidad religiosa, porque está impregnado de esperanza y de expectativas espirituales: cada vez que la comunidad cristiana se prepara para recordar el nacimiento del Redentor siente una sensación de alegría, que en cierta medida se comunica a toda la sociedad. En el Adviento el pueblo cristiano revive un doble movimiento del espíritu: por una parte, eleva su mirada hacia la meta final de su peregrinación en la historia, que es la vuelta gloriosa del Señor Jesús; por otra, recordando con emoción su nacimiento en Belén, se arrodilla ante el pesebre. La esperanza de los cristianos se orienta al futuro, pero está siempre bien arraigada en un acontecimiento del pasado. En la plenitud de los tiempos, el Hijo de Dios nació de la Virgen María: “Nacido de mujer, nacido bajo la ley”, como escribe el apóstol san Pablo (Ga 4, 4).
> seguir leyendo

Domingo 8 de diciembre
Hoy celebramos una de las fiestas de la santísima Virgen más bellas y populares: la Inmaculada Concepción. María no sólo no cometió pecado alguno, sino que fue preservada incluso de la herencia común del género humano que es la culpa original, por la misión a la que Dios la destinó desde siempre: ser la Madre del Redentor.
Todo esto está contenido en la verdad de fe de la “Inmaculada Concepción”. El fundamento bíblico de este dogma se encuentra en las palabras que el ángel dirigió a la joven de Nazaret: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo” (Lc 1, 28). “Llena de gracia” —en el original griego kecharitoméne— es el nombre más hermoso de María, un nombre que le dio Dios mismo para indicar que desde siempre y para siempre es la amada, la elegida, la escogida para acoger el don más precioso, Jesús, “el amor encarnado de Dios” (Deus caritas est, 12).
Podemos preguntarnos: ¿por qué entre todas las mujeres Dios escogió precisamente a María de Nazaret? La respuesta está oculta en el misterio insondable de la voluntad divina. Sin embargo, hay un motivo que el Evangelio pone de relieve: su humildad. Lo subraya bien Dante Alighieri en el último canto del “Paraíso”: “Virgen Madre, hija de tu Hijo, la más humilde y más alta de todas las criaturas, término fijo del designio eterno” (Paraíso XXXIII, 1-3). Lo dice la Virgen misma en el Magníficat, su cántico de alabanza: “Proclama mi alma la grandeza del Señor, (...) porque ha mirado la humildad de su esclava” (Lc 1, 46. 48). Sí, Dios quedó prendado de l a humildad de María, que encontró gracia a sus ojos (cf. Lc 1, 30). Así llegó a ser la Madre de Dios, imagen y modelo de la Iglesia, elegida entre los pueblos para recibir la bendición del Señor y difundirla a toda la familia humana.
> seguir leyendo

Domingo 15 de diciembre
En este tercer domingo de Adviento la liturgia nos invita a la alegría del espíritu. Lo hace con la célebre antífona que recoge una exhortación del apóstol san Pablo: “Gaudete in Domino”, “Alegraos siempre en el Señor (...). El Señor está cerca” (cf. Flp 4, 4-5). También la primera lectura bíblica de la misa es una invitación a la alegría. El profeta Sofonías, al final del siglo VII antes de Cristo, se dirige a la ciudad de Jerusalén y a su población con estas palabras: “Regocíjate, hija de Sión; grita de júbilo, Israel; alégrate y gózate de todo corazón, hija de Jerusalén. (...) El Señor tu Dios está en medio de ti como poderoso salvador” (So 3, 14. 17). A Dios mismo lo representa el profeta con sentimientos análogos: “Él se goza y se complace en ti, te renovará con su amor, exultará sobre ti con júbilo, como en los días de fiesta” (So 3, 17-18). Esta promesa se realizó plenamente en el misterio de la Navidad, que celebraremos dentro de una semana y que es necesario renovar en el “hoy” de nuestra vida y de la historia.

La alegría que la liturgia suscita en el corazón de los cristianos no está reservada sólo a nosotros: es un anuncio profético destinado a toda la humanidad y de modo particular a los más pobres, en este caso a los más pobres en alegría. Pensemos en nuestros hermanos y hermanas que, especialmente en Oriente Próximo, en algunas zonas de África y en otras partes del mundo viven el drama de la guerra: ¿qué alegría pueden vivir? ¿Cómo será su Navidad?

Pensemos en los numerosos enfermos y en las personas solas que, además de experimentar sufrimientos físicos, sufren también en el espíritu, porque a menudo se sienten abandonados: ¿cómo compartir con ellos la alegría sin faltarles al respeto en su sufrimiento? Pero pensemos también en quienes han perdido el sentido de la verdadera alegría, especialmente si son jóvenes, y la buscan en vano donde es imposible encontrarla: en la carrera exasperada hacia la autoafirmación y el éxito, en las falsas diversiones, en el consumismo, en los momentos de embriaguez, en los paraísos artificiales de la droga y de cualquier otra forma de alienación.
> seguir leyendo

Domingo 22 de diciembre
La celebración de la santa Navidad ya es inminente. La música de esta tarde nos prepara para vivir intensamente el misterio que la liturgia nos invitará a contemplar con los ojos de la fe. En el Niño divino recién nacido, acostado en el pesebre, se manifiesta nuestra salvación. En el Dios que se hace hombre por nosotros, todos nos sentimos amados y acogidos, descubrimos que somos valiosos y únicos a los ojos del Creador. El nacimiento de Cristo nos ayuda a tomar conciencia del valor de la vida humana, de la vida de todo ser humano, desde su primer instante hasta su ocaso natural. A quien abre el corazón a este “niño envuelto en pañales” y acostado “en un pesebre” (cf. Lc 2, 12), él le brinda la posibilidad de mirar de un modo nuevo las realidades de cada día. Podrá gustar la fuerza de la fascinación interior del amor de Dios, que logra transformar en alegría incluso el dolor.
Preparémonos para encontrarnos con Jesús, el Emmanuel, Dios con nosotros. Al nacer en la pobreza de Belén, quiere hacerse compañero de viaje de cada uno. En este mundo, desde que él mismo quiso poner aquí su “tienda”, nadie es extranjero. Es verdad, todos estamos de paso, pero es precisamente Jesús quien nos hace sentir como en casa en esta tierra santificada por su presencia. Pero nos pide que la convirtamos en una casa acogedora para todos. Este es precisamente el don sorprendente de la Navidad: Jesús ha venido por cada uno de nosotros y en él nos ha hecho hermanos. De ahí deriva el compromiso de superar cada vez más los recelos y los prejuicios, derribar las barreras y eliminar las contraposiciones que dividen o, peor aún, enfrentan a las personas y a los pueblos, para construir juntos un mundo de justicia y de paz.
> seguir leyendo


“Nuestra vida no termina con la muerte”. La respuesta cierta a la sed de vida es la esperanza en la resurrección futura. Lo dijo el Papa Francisco en su catequesis del último miércoles de noviembre dedicada a la “resurrección de la carne”.
> seguir leyendo
Síguemos en nuestro Blog
MÚSICA
Meditación y la reflexión personal
Música para la Reflexión es una iniciativa nueva en Valencia, en el contexto de la busqueda de espacios para la meditación y la reflexión personal. No se trata de un concierto. En algunos templos más importantes de capitales europeas se abren espacios para que en medio de la ciudad se descubran lugares en los que es posible trascender las preocupaciones materiales y descubrir los horizontes inmensos del espíritu humano...
> seguir leyendo
Nightfever, una experiencia espiritual en el centro histórico de valencia: un álbum de Flickr >
http://www.flickr.com/photos/94296774@N06/sets/72157638163288866/
Sábado 23 de noviembre de 2013. Tras una eucaristía presidida por el párroco Antonio Corbí -y concelebrada por el presidente de la Comisiones Diocesana de Infancia y Juventud Oscar Benavent-, más de cuarenta jóvenes voluntarios del proyecto Nightfever en Valencia salieron de la iglesia de San Nicolás a la calle de Caballeros desde las nueve de la noche y hasta las una de la madrugada.
> seguir leyendo
C/Caballeros 35
46001 Valencia
Tel. 96 3913317
info@sannicolasvalencia.com
www.sannicolasvalencia.com
© 2013 San Nicolás . Todos los derechos reservados  Política de Privacidad  Uso de cookies  Mapa del sitio